Búsqueda personalizada

sábado, 14 de marzo de 2009

La batalla de la intensidad

Manchester United y Liverpool han protagonizado este mediodía lo que para mi ha sido una auténtica batalla de intensidad. Al menos durante 75 minutos, hasta la expulsión de Vidic y el inmediato 1-3 de Fabio Aurelio. Creo que imaginarse un partido más intenso fuera de la Premier es imposible. Y empiezo a creer que imaginarlo sin Liverpool o Manchester en el campo también lo es.

El Liverpool ha logrado en una semana dos victorias ante dos "grandes" de Europa, y además contundentes. Hoy su fútbol no ha sido tan preciosista como el del martes en Anfield, pero ha sido igual de sólido (creo que el titular de "El mejor EQUIPO del mundo" que le dedicaba el miércoles no es ninguna barbaridad) y además mucho más efectivo (los mismos goles con bastantes menos ocasiones).

Como suele ocurrir en este tipo de partidos, se han desarrollado a la vez numerosas "pequeñas" batallas, de las que me quedo con 2:

- Cómo anular a Cristiano Ronaldo en EQUIPO: eso fue lo que Rafa Benitez nos ha demostrado hoy. Un impecable sistema de ayudas al lateral, Fabio Aurelio, en primer lugar del interior de esa banda, Riera. Si Riera no estaba, aparecía Lucas Leiva en la ayuda. Y si no estaba el brasileño, llegaban a la ayuda el "omnipresente" Mascherano o aparecía Skertl. Muy recomendable el video del partido en las escuelas de fútbol, para enseñar a trabajar al equipo para "desactivar" a una superestrella del rival.

- Fernando Torres contra Vidic: realmente no sólo contra Vidic, contra la defensa del United, y particularmente personalizado en Ferdinand y sobre todo Vidic, que es con quién más ha chocado durante el partido.
A poco de comenzar el partido, pensaba en Torres, la importancia a nivel de reconocimiento de la victoria y de su gol al Real Madrid ("La consagración de Fernando Torres"), y también pensaba en lo importante para él que sería hacer un gran partido y marcar en un duelo tan mediático, y tan seguido en Europa y Asia como este United - Liverpool. Pues bien, a todos los que disfrutamos del fútbol, de todos los detalles del fútbol, hemos asistido encantados a los primeros minutos del partido, a la lucha de Fernando con Vidic. Fútbol en estado puro. Dos grandes jugadores frente a frente.
Tras una primera media hora de lucha muy igualada, el "robo de cartera" de Vidic en el 1-1, decantó la balanza hacia su lado, y volvió a reivindicar lo que para mi gusto es Fernando Torres: uno de los mejores delanteros del mundo.


Y mañana, en el Vicente Calderon, Atlético de Madrid - Villarreal. Duelo fundamental por la Champions del próximo año. Confio mucho en el Atlético de Madrid. Creo que el mal partido del miércoles en ataque fue causado fundamentalmente por tener a un gran bloque delante. El Oporto es un equipo muy sólido y muy fuerte, y está demostrado que equipos tan físicos y buenos defensivamente son capaces casi de anular a este Atleti de Abel.

Pero el Villarreal no es tan físico, su defensa no es lo más destacado (y menos sin Godin y Gonzalo) y creo que en estas circunstancias el Atleti de los últimos partidos, con más solidez defensiva, puede tener sus ocasiones, y debe aprovecharlas (no como en el Bernabeu).

La clave puede ser mañana esa solidez defensiva, y demostrar que hay que ser un grandísimo bloque para evitar las ocasiones del Atleti. Mañana a las 19:00 en el Calderón saldremos de dudas.

2 comentarios:

Xellene dijo...

En mi opinión tienes una visión muy técnica y profesional de lo que es el fútbol. Incluso podría decirse hasta pedagógica, más de uno y más de una podríamos aprender mucho con tu blog. Enhorabuena.

Xellene

jotanas dijo...

Estoy de acuerdo con unas sabias palabras del comentarista anterior. Por cierto, comparto con usted los favoritos para la Champions.